chilaquiles verdes

Los chilaquiles son un alimento básico en el desayuno. Hay chilaquiles rojos y chilaquiles verdes, según el tipo de salsa de tu preferencia.

Los chilaquiles comienzan con totopos de tortilla de maíz recién hechos, que se pueden hornear o freír. Luego se completan con salsa roja o salsa verde, queso fresco, epazote, crema agria, huevo estrellado y, muchas veces, pollo y cebolla. Acompáñalos con una rica taza de chocolate caliente, jugo o café americano.

Los ingredientes básicos de los chilaquiles tradicionales son simplemente trozos de tortilla de maíz fritos y crujientes, con una salsa de chile encima; cocinados a fuego lento hasta que la tortilla comience a ablandarse para absorber el sabor de la salsa.

Aunque los ingredientes básicos son mínimos, los chilaquiles a menudo usan las tortillas y salsas sobrantes.

chilaquiles con huevo

¿Cómo se hacen los chilaquiles?

Puedes comenzar a preparar los chilaquiles haciendo la salsa, el pollo e incluso los totopos la noche anterior. Para la salsa, solo necesitas licuar todos los ingredientes frescos, incluyendo el tomate verde, el cilantro y, por supuesto, los chiles verdes o poblanos.

Una cosa que nos encanta de la cocina mexicana, y especialmente de los desayunos mexicanos, es que se utilizan ingredientes frescos. Además, se ocupan muchos de los mismos ingredientes para diferentes recetas. Los chiles poblanos son uno de esos ingredientes.

Para resaltar todos sus sabores, debes asar el chile poblano a fuego alto hasta que se oscurezca por completo, como si se quemara. Una vez que eso ocurra, ponlo en una bolsa de plástico con cierre, lo que facilitará la eliminación de la piel y las semillas después de unos 10 minutos.

¿Qué se les pone encima?

Se les pone encima carne de res, pollo, huevos, queso fresco y otros ingredientes. Los ingredientes adicionales y las salsas o sabores específicos son a menudo exclusivos de una región en particular o una receta familiar.

Hoy en día, los amantes de la comida buscan esas tradiciones auténticas con un toque moderno. Si eres de las personas que piden desayunos a domicilio y seguido compras chilaquiles, estarás de acuerdo en que la crema agria, el queso rallado y la cebolla (si te gusta la cebolla, claro), son ingredientes infalibles en este platillo. No deben faltar, ya que agregan un plus a este desayuno tan delicioso.

Puedes agregar un chile poblano para darle un poco de textura y sabor extra. Lo bueno es que esto no lo hace picante siempre que lo ases primero.

Este es definitivamente un plato favorito en los hogares mexicanos, especialmente para los cumpleaños. Si sigues la tradición de preparar el desayuno y llevárselo en la cama al cumpleañero, sin duda eres un crack.