Mujer con dolor de muela
El texto tarta sobre remedios tanto médicos como caseros para aliviar el dolor de muelas.

El dolor de muelas es una molestia dolorosa, especialmente por la noche. Tener dolor de muelas por la noche puede hacer que conciliar el sueño o permanecer dormido sea muy difícil.

Sin embargo, existen varios remedios que pueden ayudar a las personas a encontrar alivio y a conciliar el sueño, como tomar analgésicos o aplicar una compresa fría o incluso clavo de olor en el diente.

Analgésicos orales

 

Tomar analgésicos de venta libre como acetaminofén o ibuprofeno es una forma rápida y sencilla para que muchas personas reduzcan eficazmente los dolores de muelas leves a moderados.

esto quiere decir que, puedes encontrar los medicamentos en cualquier farmacia y pedir ya sea de marca o genérico, como los medicamentos de aurax laboratorio.

Mantente siempre dentro de la dosis recomendada en el envase.

Si el dolor de muelas es severo, lo mejor es consultar a un dentista y hablar con él sobre analgésicos más fuertes.

Compresa fría

 

Usar una compresa fría puede ayudar a aliviar el dolor de muelas. La aplicación de una bolsa de hielo envuelta en una toalla en el lado afectado de la cara o la mandíbula ayuda a contraer los vasos sanguíneos en el área, lo que puede reducir el dolor y permitir que una persona se duerma.

La aplicación de una compresa fría en el área durante 15 a 20 minutos cada pocas horas por la noche también puede ayudar a prevenir el dolor al acostarse.

Elevación

La acumulación de sangre en la cabeza puede causar dolor e inflamación adicionales. Para algunas personas, levantar la cabeza con una o dos almohadas adicionales puede aliviar el dolor de muelas lo suficiente como para que se duerman.

Ungüentos medicinales

 

Algunos ungüentos medicinales también pueden ayudar a reducir el dolor de muelas. Los ungüentos y geles anestésicos de venta libre que contienen ingredientes como benzocaína pueden adormecer el área.

Sin embargo, la benzocaína no es adecuada para niños pequeños.

hombre-visita-dentista

 

Enjuague con agua salada

 

Un simple enjuague con agua salada es un remedio casero común para el dolor de muelas.

El agua salada es un agente antibacteriano natural, por lo que puede reducir la inflamación. Esto, a su vez, ayuda a proteger los dientes dañados de infecciones.

El enjuague con agua salada también puede ayudar a eliminar las partículas de comida o los residuos atascados en los dientes o las encías.

Enjuague con peróxido de hidrógeno

 

Las personas siempre deben diluir el peróxido de hidrógeno de grado alimenticio con partes iguales de agua. Después, deben agitar la solución en la boca, pero no la deben taguar.

Las personas con dolor de muelas por la noche deben consultar a un dentista lo antes posible. Cualquier remedio casero es solo para un alivio temporal.

Si el dolor de muelas también viene con otros signos de una infección, es posible que una persona necesite antibióticos para eliminar la infección. Estos antibióticos, pueden ser medicamentos genéricos o de marca.