Playas de Brasil para ir de vacaciones

0 Comments

Chica en la playa

De sur a norte, Brasil tiene playas para todos los gustos: urbanas y súper concurridas, agrestes y sin infraestructura, con olas para surf, piscinas naturales para snorkel, aguas transparentes con variada fauna marina para buceo.

La gastronomía, la música, los acentos y los carnavales brasileños son ingredientes que siempre suman a cada experiencia.

Sigue leyendo para que conozcas las mejores playas de Brasil para irte de vacaciones: 

Florianópolis

Tiene 42 playas para elegir. La zona norte se destaca por sus hoteles y playas como Canasvieiras, Cachoeira do Bom Jesus, Ingleses y Praia Brava (con olas más fuertes), Santinho, Ratones, Ponta das Canas y Jureré.

El sur cuenta con playas más tranquilas y aldeas pesqueras, como Campeche y Pântano do Sul. Y el este convoca a los amantes del surf, con las olas de Joaquina.

Bombas y Bombinhas

Son dos playas vecinas y también se encuentran dentro del estado de Santa Catarina, en la bahía de Porto Belo.

Pero mientras Bombas es urbana y familiar, Bombinhas está rodeada por 20 playas (algunas otras escondidas y otras bien concurridas).

Ideal para deportes náuticos, las aguas calmas y transparentes la convierten en una de las mecas del buceo en Brasil.

Si estás decidido a viajar a este país, será mejor que reserves y busques precios de boletos de avion antes de que comience la temporada alta.

Camboriú

Edificios junto al mar. La ciudad balnearia bulliciosa convoca a familias que buscan una gran infraestructura turística.

En la avenida Atlántica hay una infinidad de propuestas gastronómicas, de entretenimiento, tiendas y discotecas.

Buzios

Clásico de los argentinos. Situándose a 19 km de Cabo Frío, el mar aquí es algo más frío que en otros balnearios brasileños.

Pero Buzios tiene 23 playas en sus 8 km de costa y siempre hay tiempo para pasear por la Orla Bardot y la calle comercial Rua das Pedras.

Con aguas tranquilas, en las arenas de João Fernandes y João Fernandinho predomina el acento argentino.

Quienes prefieran las olas pueden inclinarse por Geribá y los turistas que quieran más tranquilidad pueden refugiarse en los paradores de Ferradura.

Río de Janeiro

Nunca pasa de moda. La vista de las playas y los morros es sublime cuando se camina por la orla en blanco y negro de Copacabana (en Año Nuevo todo el mundo sale a ver los fuegos artificiales) hasta Ipanema y Leblon.

El sur de la ciudad cuenta con una gran cantidad de restaurantes, bares y comercios, así como el barrio de Lapa tiene un espíritu más bohemio.

¡Ojalá te animes muy pronto a visitar alguna de estas bellas playas de Brasil y así, puedas animarte a ir a Cuba.

Etiquetas: