conoce el cáncer de próstata

Existen algunas creencias erróneas sobre el cáncer de próstata que es necesario que dejes de creer.

Son muchos los hombres que se preocupan por padecer cáncer de próstata, esta realidad ocurre porque hay mucha información errónea que hace que se preocupen más de la cuenta sin necesidad.

Son muchas las personas que tienen ideas equivocadas sobre este tipo de cáncer, por eso es necesario empezar a desterrar algunos mitos y saber realmente qué es lo que en realidad ocurre con esta afección.

A continuación vas a conocer algunos de los mitos más frecuentes sobre el cáncer de próstata, así a partir de hoy vas a poder saber la verdad y también a preocuparte menos dependiendo del tipo de afección que tengas en la actualidad en tu próstata.

1- Las próstatas grandes son siempre malas

Todos los problemas relacionados con el sistema ahorita adiós atribuyen normalmente el agrandamiento de próstata.

Esto en realidad no puedes ser cierto, porque los hombres con próstatas más pequeñas también se quejan de ir al baño con mucha frecuencia. Incluso las mujeres se quejan de mucho al baño y no tienen próstata.

A medida que las personas envejecen también es normal que aumente la necesidad de orinar. Esto ocurre con un mecanismo de protección porque si desaparece la urgencia de orinar se podría producir una insuficiencia renal y por tanto, la muerte.

Aunque tener necesidad cada vez mayor de orinar también puede ser un problema, no es exacto atribuir toda la culpa al agrandamiento de la próstata. Desde la perspectiva de un cáncer, hay una ventaja de tener la próstata grande.

Existen estudios que demuestran que las glándulas prostáticas más grandes generan cánceres de grado más bajo, tienen menos diseminación extracapsular y experimentan menores tasas de recurrencia del cáncer, después del tratamiento, que las próstatas pequeñas.

Pero tener una próstata grande no siempre es bueno; de hecho, hay algunos hombres con glándulas prostáticas grandes que sufren síntomas de obstrucción urinaria.

Sin embargo, los hombres con próstata agrandada pueden al menos estar agradecidos de que su glándula agrandada tenga algún efecto protector contra el cáncer de próstata.

Tranquilo no es algo que debería preocuparte si se detecta a tiempo y si sigues muy nervioso antes de tu operación te recomiendo comprar algunas pastillas para relajare en una farmacia con consultorio estés tranquilo antes de una operación.

2- El cáncer de próstata tiene síntomas

Normalmente se piensa que cuando se tiene cáncer de próstata existen síntomas o se sabe que algo no va bien.

Pero en realidad el cáncer de próstata no tiene ningún tipo de síntoma a no ser que esté en un estado muy avanzado. Cuando el cáncer está muy avanzado se puede sentir dolor óseo, dolor pélvico o cambios en la micción.

Eso no quiere decir que los hombres no pueden tener ningún tipo de síntoma, aunque si existen síntomas serían por otras afecciones como por ejemplo una infección del tracto urinario o una enfermedad de transmisión sexual.

Mientras los hombres se realicen pruebas anuales siempre seremos tintorería el cáncer de próstata a tiempo antes de que pueda causar síntomas.

próstata

3- El cáncer de próstata es mortal

Hay personas que sienten mucho miedo cuando se les diagnostica cáncer de próstata porque piensan que van a morir.

Los hombres diagnosticados con este cáncer son sometidos a una estrecha vigilancia sin ningún tratamiento inmediato.

Este nuevo enfoque se llama vigilancia activa. En los últimos 10 años, la vigilancia activa se ha vuelto cada vez más aceptada como una forma viable de tratar a hombres diagnosticados con cáncer de próstata.

Únicamente se realiza tratamiento si es absolutamente necesario porque dependiendo del grado de afección del cáncer es más o menos peligrosos.

4- Los efectos secundarios de la cirugía y la radiación son similares

Los hombres con un cáncer de próstata avanzado necesitarían tratamiento. La cirugía no suele ser la primera opción porque puede tener muchos efectos secundarios y las tasas de curación son generalmente más bajas de lo que se puede lograr con la radiación.

Aquí hay una lista, de ninguna manera exhaustiva, de algunos de los efectos secundarios que la cirugía puede causar

  • Enfermedad de Peyronie (erecciones torcidas)
  • Climacturia (eyculación con orina
  • Incontinencia urinaria
  • Incontienencia del esfuerzo
  • Contracción del pene
  • Complicaciones adicionales relacionadas con la cirugía

Te puede interesar: Beneficios del paracetamol.