3 consejos para controlar el estrés

Mujer medita en la oficina

Todos tenemos estrés: en el trabajo, en casa y en la vida. A veces podemos sentirnos especialmente estresados ​​debido a una mala interacción con alguien, demasiado trabajo o molestias cotidianas como quedar atrapado en el tráfico.

El estrés negativo puede evitar que te sientas y rindas lo mejor posible, mental, física y emocionalmente. ¡Y podrás evitar enfermarte!

Pero la vida de nadie está completamente libre de estrés. Es importante saber cómo manejarlo en tu vida. Prueba estas tres técnicas sencillas para solucionarlo.

Personaje animado con estrés

1. Diálogo interno positivo

Seamos honestos, ¡todos hablamos con nosotros mismos! A veces hablamos en voz alta, pero normalmente lo hacemos mentalmente.

El diálogo interno puede ser positivo (“puedo hacer esto” o “todo estará bien”) o negativo (“nunca mejoraré” o “soy tan estúpido”). El diálogo interno negativo aumenta el estrés.

El diálogo interno positivo puede ayudarte a calmarte y controlar el estado estresado. Con la práctica, puedes aprender a cambiar los pensamientos negativos por positivos.

Para que realmente funcione, practica el diálogo interno positivo todos los días: en el automóvil, en tu escritorio, antes de irte a la cama o cada vez que notes pensamientos negativos. ¡También es una gran práctica enseñar a los niños!

2. Detener el estrés de emergencia

Los antiestrés de emergencia son acciones que te ayudarán a aliviar el estrés en el momento. Es posible que necesites diferentes antiestrés para diferentes situaciones y, a veces, es útil combinarlos. Aquí algunas ideas:

  • Cuenta hasta 10 antes de hablar o reaccionar.
  • Toma algunas respiraciones lentas y profundas hasta que sientas que tu cuerpo se afloja un poco.
  • Sal a caminar, incluso si es solo al baño y viceversa. Puede ayudar a romper la tensión y darte la oportunidad de pensar bien las cosas.
  • Prueba una meditación u oración rápida para tener una perspectiva.
  • Aléjate de la situación por un tiempo y manéjala más tarde una vez que las cosas se hayan calmado.
  • Divide los grandes problemas en partes más pequeñas. Da un paso a la vez, en lugar de intentar abordar todo a la vez.
  • Pon música tranquila o un podcast inspirador que te ayude a lidiar con la furia en la carretera.
  • Tómate un descanso para acariciar al perro, abrazar a un ser querido o hacer algo para ayudar a otra persona.
  • Haz ejercicio o haga algo activo. El ejercicio es un gran antídoto para el estrés.

3. Actividades para combatir el estrés

Hacer las cosas que disfrutas es una forma natural de aliviar el estrés y encontrar un lugar feliz.

Incluso cuando estás deprimido, puede encontrar placer en cosas simples como salir a caminar, viajar o simplemente ponerse al día con un amigo o leer un buen libro.

Cuando el estrés te haga sentir mal, haz algo que te haga sentir bien, aunque solo sea por 10 o 15 minutos. Algunas de estas actividades pueden funcionar:

  • Haz arte: dibuje, colorea, pinta o toca un instrumento musical.
  • Trabaja en un álbum de recortes o de fotos para concentrarte en los buenos recuerdos.
  • Leer un libro, cuento o revista.
  • Reúnete con un amigo para tomar un café o comer.
  • Practica un deporte favorito como golf, tenis o baloncesto.
  • Haz un pasatiempo como coser, tejer o hacer joyas.
  • Juega con tus hijos o mascotas, al aire libre si es posible.
  • Escucha música o vea una actuación inspiradora.
  • Da un paseo por la naturaleza.
  • Tome un baño relajante y sentirás que el estrés desaparece.
  • Medita o practica yoga.
  • Trabaja en el jardín o haz un proyecto de mejoras para el hogar.
  • Sal a correr o andar en bicicleta para despejar la cabeza.

Bob esponja leyendo

La clave es encontrar tu ritmo y convertirlo en práctica. Te sorprenderás de lo rápido que puedes comenzar a sentirte mejor una vez que interrumpe el ciclo del estrés.

Te puede interesar: Mejores aurax medicamentos para el control del estrés diario.