La historia de la prensa francesa

uso de la prensa francesa

La cafetera de prensa francesa es una cosa maravillosa: es asequible, bastante fácil de usar y obtienes como resultado un café fantástico.

La historia de la prensa francesa se remonta a muchos años atrás, pero existe cierta controversia en torno a quién inventó exactamente el diseño en el que se basan la mayoría de los modelos hoy en día.

Técnicamente, la primera patente emitida para un dispositivo para hacer café parecida a la prensa francesa moderna, fue hecha por un hombre llamado Attilio Calimani en 1929.

El problema es que Calimani ni siquiera era francés, era un italiano de Milán.

prensa francesa

Entonces, ¿por qué el nombre “prensa francesa”?

Ahí es donde entra en juego la disputa sobre el origen de este artefacto.

Muchos dicen que la persona que realmente se acercó a la prensa francesa fue un hombre de Francia. Esta persona pensó en una parte transparente para revisar el café.

El dispositivo de este hombre comenzó a usarse en Francia en el siglo XIX, y finalmente se corrió la voz en otros países sobre su idea.

Una vez que llegó a Italia, el dispositivo, que los italianos llaman cafetera, fue ajustado por Calimani y se le ocurrió la idea de patentarlo.

La prensa francesa fue solo una de las ocho patentes que obtuvo Calimani relacionadas con la elaboración de bebidas.

Una versión mejorada de la prensa francesa

Avanzamos rápido hasta 1958, y otro hombre llamado Faleiro Bondanini ideó una versión mejorada de la prensa francesa que tenía un mejor filtro y era más eficaz para mantener los posos fuera del café vertido.

Cuando buscaba una empresa que pudiera utilizar para distribuir su invento, eligió la corporación danesa Bodum. Sí, el Bodum que tanta gente conoce.

Independientemente de a quién se le haya ocurrido la idea primero, en lo que se puede estar de acuerdo es que la prensa francesa ha cambiado muy poco desde la última vez que se patentó.

Algunas empresas los fabrican en acero inoxidable o gres en lugar de vidrio, muchas hacen que las ollas de prensa estén disponibles en una variedad de colores y las formas de los mangos a menudo varían.

Sin embargo, la configuración básica es la siguiente: una olla o jarra, un desatascador con una tapa adjunta que facilita el vertido y un filtro de malla en la parte inferior para evitar que entren los granos.

La prensa francesa hoy

Hoy en día, muchos dicen que la mejor cafetera de prensa francesa es del tipo que se compone de vidrio de borosilicato porque es muy duradera, asequible y confiable.

Especialmente porque es mejor verter el café restante de la olla una vez que se ha terminado de preparar, los modelos de vidrio resistentes hacen bien el trabajo.

Tiene una reputación de larga duración porque este tipo de prensa es la que Bodum lanzó por primera vez en la década de 1950.

Hay muchas cosas buenas que decir sobre los modelos de acero inoxidable, pero tienden a costar mucho más que los que tienen garrafas de vidrio.

¿Usar este artefacto o comprar café?

Si no tienes tiempo para preparar café, te recomendamos ocupar tu tarjeta de cliente frecuente y adquirir un delicioso café; es muy sencillo formar parte de un programa de lealtad, solo tienes que descargar la app, registrarte y comenzar a registrar tus compras. ¡Los beneficios son muchos!

No importa qué tipo prefieras, usar una prensa francesa es superior a usar cafeteras eléctricas y otros métodos debido a la increíble calidad del café que produce.

Es simple, fácil y para un sabor tan extraordinario, no tienes que esforzarte mucho. Esta es la razón por la que millones de personas en todo el mundo todavía prefieren utilizar la prensa francesa sobre todos los demás métodos.